SUSTENTABILIDAD

 

El proyecto Hospital del Salvador e Instituto Nacional de Geriatría consiste en la materialización de dos grandes y modernos hospitales públicos en una zona poblada y muy transitada de la comuna de Providencia. Dadas las características de la faena, que implica un gran volumen de demoliciones, excavaciones y construcción de infraestructura, el Consorcio de Salud Santiago Oriente (CSSO), a cargo de la gestión y ejecución del proyecto, ha tomado todas las medidas necesarias para minimizar los efectos sobre el medio ambiente y las comunidades vecinas, en concordancia con la normativa ambiental vigente, a fin de que las obras sean lo menos invasivas que resulte posible.

 

Resolución de Calificación Ambiental (RCA)

 

El proyecto finalizó su proceso de tramitación ante el Servicio de Evaluación Ambiental de la Región Metropolitana y cuenta con la Resolución de Calificación Ambiental favorable (RCA Nº 628/2016), emitida con fecha 6 de diciembre de 2016.

 

Cabe agregar que la tramitación de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), y dado que el proyecto genera importantes beneficios sociales, pero también algunas cargas ambientales para las comunidades próximas, incluyó un proceso de Participación Ciudadana (PAC), que agregó valor a nuestro proyecto.

 

Estudio de Impacto sobre Transporte Urbano (EISTU)

 

El Consorcio de Salud Santiago Oriente (CSSO) cuenta con un Estudio de Impacto sobre el Transporte Urbano (EISTU) aprobado, que demuestra la factibilidad que tiene el proyecto desde la perspectiva del sistema de transporte. Ese EISTU compromete a hacer efectivas una serie de medidas de mitigación generales, tales como el traslado de cruces y paraderos, demarcaciones y señalización de tránsito, entre otras, todas orientadas a solucionar problemas de vialidad y que velan por la seguridad de los automovilistas y peatones.

 

TEMAS PATRIMONIALES

Rescate arqueológico

 

 

En el interior del Hospital del Salvador tuvo lugar el hallazgo de un sitio arqueológico, que se denominó Salvador 1, que no presentaba manifestaciones superficiales, sino que pudo ser identificado a través de la realización de 40 pozos de sondeo. En esa instancia, los arqueólogos constataron que el sitio presenta dos ocupaciones arqueológicas: una más antigua, que remite al Periodo Agroalfarero Temprano (200 A.C. al 1000 D.C.), y otra más reciente, que corresponde a momentos históricos de Chile, con fechas estimadas entre 1800 y 1889.

 

Junto con efectuar un rescate del material arqueológico encontrado, que está constituido por trozos de cerámicas y que será resguardado en las condiciones adecuadas por el Museo Nacional de Historia Natural, todas las obras de excavación que serán ejecutadas por el proyecto contarán con un monitoreo arqueológico permanente, y las áreas ubicadas debajo del sector de los hallazgos serán sujetas a un monitoreo exhaustivo, realizado por arqueólogos en la cantidad que sea necesaria para rescatar y proteger el patrimonio histórico de Chile.

 

Protección de Monumento Histórico

 

 

El proyecto se encuentra próximo al Monumento Histórico Capilla del Hospital Salvador, el que, sin embargo, está ubicado fuera del perímetro delimitado y cercado para la ejecución del complejo de salud. Dado lo anterior, en ninguna de las fases de la construcción del proyecto, las obras intervendrán ni afectarán el Monumento. Sin perjuicio de ello, en concordancia con el Consejo de Monumentos Nacionales, se están implementando medidas de monitoreo permanente que  permitirán identificar y prevenir cualquier efecto (asentamiento, vibración, excavación, etc.) que pudiese surgir de las obras y generar algún efecto negativo sobre dicho sitio patrimonial.

 

CUIDADO DE ÁRBOLES Y PROYECTO DE PAISAJISMO

 

La construcción de los tres edificios de hospitales que conforman el proyecto Hospital del Salvador e Instituto Nacional de Geriatría, inevitablemente supone la tala de algunos árboles ubicados en el interior del polígono de obras, ninguno de los cuales corresponde a una especie protegida o está en categoría de conservación.

 

Como medida de compensación a la extracción de árboles en el terreno de las obras, se ha diseñado un Proyecto de Paisajismo al interior del predio que compensará con 158 árboles, 3.794 especies arbustivas, 164 especies trepadoras, 49.230 macizos y cubresuelos, todo lo anterior distribuido en un área verde de 6.290 metros cuadrados. Todas las especies que se incorporen, serán plantadas con un tamaño y edad que garantice su sobrevivencia y resistencia tanto a los agentes climáticos como al contacto con los usuarios.

 

El Proyecto de Paisajismo considera, asimismo, que 19 especies serán conservadas y que 30 ejemplares (individuos de palmeras de las especies Phoenix canarienses Washingtonia filífera) serán trasplantados, cuidados en un vivero – guardería, y reincorporados al proyecto una vez finalizada la construcción del nuevo centro hospitalario.

 

El diseño de este Proyecto Paisajístico contempla espacios terapéuticos para el relajo y la tranquilidad de los pacientes de los hospitales.

 

 

Árboles exteriores al proyecto

 

El Consorcio de Salud Santiago Oriente ha realizado un catastro, que arrojó la presencia de 67 individuos de árboles ubicados en el perímetro del proyecto (calle Dr. Hernán Alessandri y avenidas Salvador y José Miguel Infante) y tiene un compromiso en orden a cuidarlos y mantenerlos en buenas condiciones. Para ello implementará una serie de medidas, además de la instalación de cercos protectores en torno a cada individuo y señalización alusiva al cuidado del árbol. Todo lo anterior, con la asesoría preventiva de la Dirección de Medio Ambiente, Aseo, Ornato y Mantención de la Municipalidad de Providencia. En el eventual y lamentable caso de que alguna de estos árboles se vea afectado por las actividades del proyecto, existe el compromiso de reponerlo.

 

Limpieza de calles

 

CSSO ha dispuesto la operación de una máquina barredora – aspiradora para asegurar el permanente aseo de las calles ubicadas en su entorno. Lo anterior es apoyado por personal de aseo. La máquina recorre las calles del perímetro, cautelando no afectar el tránsito vehicular.

 

 

 

 

OTRAS ACCIONES

 

Alrededor de todo el terreno en que se construye el proyecto, CSSO ha levantado un cierre perimetral acústico, de hasta 6 metros de altura, el que confina las obras y minimiza el ruido hacia el exterior y la proliferación de polvo. Este cerco es mantenido de manera permanente y ha sido iluminado para contribuir -en la noche- con la seguridad en la zona.

 

 

 

Monitoreo de ruido

 

Para verificar la efectividad del cerco perimetral acústico y el cumplimiento normativo, se realiza monitoreo mensual con 15 receptores de ruido que miden los decibeles producidos por los trabajos. Esta tarea se mantendrá hasta el término de la construcción y, hasta esta fecha, todos los resultados cumplen con la normativa.

 

Gestión de camiones

 

Los camiones que salen del terreno de obras son debidamente controlados en su peso, a través de básculas de pesaje, y limpieza: todos cuentan con encarpado de tolvas con sistema automático que confina la carga y, cuando hay barro, se efectúa lavado de ruedas. Asimismo, todos cumplen los horarios y rutas previamente establecidos.

 

 

En la gestión de camiones, el objetivo primordial es la SEGURIDAD de las personas que transitan por las zonas de acceso a las obras. Por ello, se han adoptado diversas medidas orientadas a disminuir los riesgos en los peatones, como barreras físicas, espejos, silbatos, bandereros y señalética, entre otras.

 

RELACIÓN CON LA COMUNIDAD

 

Una buena relación con los vecinos es uno de los objetivos primordiales del proyecto. Es por ello que el Consorcio de Salud Santiago Oriente valora el proceso de Participación Ciudadana (PAC) que organizó el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) Metropolitano, que concitó interés e involucramiento de las comunidades ubicadas en el entorno. Adicional a ello, se ha realizado un catastro de viviendas e inmuebles vecinos y tomado contacto con sus habitantes.

 

Por otra parte, se está materializando un programa de información y difusión que considera reuniones permanentes con las comunidades vecinas, a fin de mantenerlas al tanto del desarrollo del proyecto, como también para recoger sus inquietudes y responderlas.